Complementos alimenticios para el embarazo

Siempre es bueno mantener un estilo de vida sano. Deberías hablar con tu matrona o tu médico, sobre cuándo sería necesario tomar suplementos alimenticios.

Tu médico te prescribirá el preparado más conveniente para ti .No se puede hacer una recomendación general, ya que depende de tu situación personal y de tus hábitos alimentarios.

Una vez que la mujer se encuentra en el proceso del embarazo, debe alimentarse mucho mejor de lo que ya lo hacía, e incluso debe comenzar a consumir suplementos alimenticios, debido a que la demanda energética y nutricional se incrementa. Pero antes de iniciar el consumo de estos, debe acudir al médico, para que este le recete, los que en realidad necesita. El embarazo es una de las etapas de mayor felicidad de la vida de una mujer, pero también en esta etapa se incrementa tanto la demanda nutricional como energética, por lo que la mujer es posible que precise consumir suplementos vitamínicos.
Quizás las deficiencias más grandes que experimente una mujer embarazada, sean las referidas a las vitaminas y minerales. Recordemos que, estos desempeñan una función muy importante para el desarrollo tanto del bebé como de su madre. Los suplementos alimenticios necesarios comúnmente son: hierro, yodo, ácido fólico, vitaminas D entre otros que describiremos a continuación.



Ácido fólico
Este es un tipo de vitamina B, indispensable para mujeres embarazadas. El ácido fólico o folato contribuye en la prevención de los defectos del tubo neural, malformaciones cerebrales y de la médula espinal. Por lo general este se encuentra presente en vegetales de hoja verde, pan, cereales integrales y algunos frutos secos, a pesar de que se encuentra en estos alimentos, las cantidades que requiere la mujer embarazada superan los aportes de estos alimentos, por lo que debe consumir suplementos vitamínicos, que contenga la cantidad recomendada.

Hierro

El hierro, es parte importante de la hemoglobina, molécula responsable del transporte de oxígeno a todos los órganos y tejidos. Durante el embarazo, los requerimientos de hierro se incrementan al doble, ya que el volumen de sangre aumenta, y con él la necesidad de hierro necesario para el transporte de oxígeno a la madre y al bebé.

Calcio

El calcio, es indispensable para la formación de los huesos y los dientes del bebé. Los productos lácteos son la principal fuente de calcio, pero en el caso de las embarazadas, además de estos alimentos la mujer embarazada requiere la ingesta de suplementos alimenticios para alcanzar el nivel de calcio necesario, para el perfecto desarrollo del bebé.

Vitamina D

La vitamina D junto con el calcio contribuye en la formación y desarrollo de los huesos y los dientes del bebé. Además, es un elemento importante, para asegurar que tenga una piel sana y una buena capacidad visual. Tanto la leche enriquecida con vitamina D como los pescados grasos, como el salmón, son importantes fuentes de esta vitamina.

Yodo

El yodo, participa en el correcto desarrollo del cerebro, así como del sistema nervioso del bebé. Las principales fuentes de este elemento son: la sal yodada, el marisco en general, el pescado, los huevos, las algas, así como los suplementos vitamínicos prenatales que contenga yodo desde el inicio del embarazo hasta finalizar la lactancia.

Otros artículos interesantes:

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es una Bisagra?

Errores alimenticios más comunes en deportistas

Alfombras para barcos y yates